Este campeón de boxeo mundial construyó 1000 casas y cambió la vida de muchos filipinos